Sábado 22-M, última jornada de los 34º Juegos Deportivos Municipales en el glorioso barrio de Tetuán. Con todo vendido para el Donky con su quinto puesto – cada año baja una posición en la tabla – y con nuevos aires con el nuevo staff técnico formado por Pancho y Andrés, con pleno de victorias, se presentaba el partido como un día de fiesta y homenaje a los héroes de naranja. El rival se unía a la fiesta empezando con solamente cinco jugadores en el equipo inicial, aunque breves segundos después llegara el sexto jugador.

El Donky, caballero en la cancha, no quería hacer sangre de un equipo con menos jugadores, así que aceptó gustosamente el primer gol en contra contra 6 nada más empezar el partido. Un par de minutos después, llegaba el segundo con un buen lanzamiento de falta al palo de Jimmy, que repetía en la portería, pese a sus engaños a Chus. 0-2 contra 6.

Nachete decidía poner los cojones sobre la mesa y tras recoger un rechace ajustaba su disparo al palo derecho del portero. 1 a 2.

Llevábamos 10 minutos de partido y tras los tres goles el séptimo jugador croata llegaba a la cancha. Pocos minutos después, tras una jugada de banda llegando hasta el fondo, el Hoivin marcaba el 1-3. La falta de tensión ponía un marcador muy difícil de levantar contra el tercer clasificado del campeonato. Descanso.

Nada más empezar la segunda parte, un jugador del Hoivin se lesionó y se perdieron más de siete minutos, pero en lugar de enfriar el partido, el equipo naranja se confabuló para ganar el partido y se puso el mono de trabajo.

Llegó el primer gol de la temporada de la sociedad Adri (tirando pase largo) – Edu (recibiendo y marcando) pese a la poca confianza en el fin de la jugada de antiguos entrenadores. 2-3

Raúl y Willow lanzaban un contraataque relámpago y Ferenc ponía el empate en el marcador. 3-3

El donky lanzado contra un equipo mermado en numero y ánimo iba a por todas y Edu marcaba el 4-3 a pase de la muerte de Luis.

Solamente quedaban cuatro jugadores del Hoivin y la banda pedía el fin del partido y que no se jugara más, pero Luis marcaba un 6-3, que no se reflejaría nunca en acta, tras múltiples paredes con Raúl con el central que quedaba en el campo.

El Hoivin perdía el tercer puesto en la clasificación, a favor de Amapolas tras esta derrota y el Donky terminaba con buen sabor de boca.

Fin de la temporada.